La Inversión Más Importante de Todas

Este día en NeuroPlaneta estuvimos platicando sobre La Inversión Más Importante de Todas.

 

 

No necesariamente tienes que tener un negocio para invertir.

La mejor inversión es invertir en ti mismo. Hay muchas formas de invertir en ti mismo, pero quiero hablar de la que creo que es la más importante; la educación. Cuando uno piensa en educación ¿en que piensas? en la escuela como la primaria, secundaria, preparatoria, la universidad y lo que pueda surgir en adelante como una maestría, un doctorado, etc. Pero la realidad es que la educación es algo que tenemos que hacer de forma constante y que no necesariamente está vinculado a una institución educativa formal.

De hecho, hay frases de muchas personas muy exitosas en distintas área de la vida y siempre dicen: “La educación formal te puede dar muy buena vida, pero la educación informal; la auto-educación te puede dar lo que tú quieras hacer, los sueños más grandes e inimaginables que tú puedas tener en tu vida.”

En la mayoría de los casos creemos que ya con que estudiemos la universidad se acabo la educación y no es cierto. La verdad es que debemos seguirnos educando todo el tiempo y más ahora; donde todo está moviéndose demasiado rápido, se está generando información demasiado rápido, lo que funcionaba hace un año ahorita ya no funciona. Todo está evolucionando, todo está cambiando, hay innovación constante. Entonces si tú quieres mantener un buen estilo de vida: tienes que estarte educando, actualizando e innovando.

Ojo, siempre pensamos en el negocio pero también en tu familia -las formas, las normas, los paradigmas antiguos de lo que era una familia, de como se debía educar a los hijos, de cómo era tu relación con tu pareja- todo va cambiando de una forma vertiginosa y tenemos que ir adaptándonos, sobre todo con nuestros hijos porque están expuestos a tanta información. Lo mismo pasa con la salud.

La inversión más fácil de hacer es el dinero.

Pero para que tú puedas hacer cambios en cualquier área de tu vida donde tengas deficiencias necesitas 3 tipos de inversión: dinero, energía y tiempo. Ningún tipo de inversión te da resultados inmediatos. Basta con ver la naturaleza; nada pasa instantáneamente, todo siempre lleva un ciclo natural de gestación. Es como si tú siembras una semilla de cualquier planta, por muy transgenica que sea tiene que esperar un ciclo natural de gestación para que dé fruto, es necesario cuidarla, regarla y abonarla.

El cambio es la única constante en este mundo. Tu objetivo debería ser cambiar de forma consciente y no como consecuencia.

La gente prefiere invertir en un carro nuevo que en un Programa de Coaching. Da prioridad en invertir en ti mismo sobre todo en educación ¿por qué? porque la educación te abre la mente, el conocimiento te hace libre y una vez que tienes conocimiento puedes tomar decisiones mejores. Recuerda: Lo que determina tu vida son las decisiones que tomas todos los días y entre más información, conocimiento y educación tienes, mejores decisiones puedes tomar.

Espero que esta información que acabo de compartir contigo te sea de mucha utilidad.

Me encantaría saber tu opinión. Puedes dejarla en la caja de comentarios.

Te mando un fuerte abrazo y estoy para servirte.

Tu amigo y coach,
Carmelo Sánchez

3 Comentarios

  1. Elio Enaí Hernández Martínez-Responder
    19 junio, 2017 at 7:11 pm

    Excelentes consejos mi estimado Carmelo. Un profesional Universitario graduado, si no sigue actualizandose, se estanca y se muere, debe moverse al ritmo del mundo, en cada cambio. Gracias por compartir y recordar este precioso instante que tenemos en la vida. Saludos.

  2. Julio-Responder
    18 junio, 2017 at 6:52 pm

    Excelentes Comentarios, Carmelo. No había mejor forma de explicarlo, tal como lo hiciste. Hay que invertir en nosotros mismos. Espero pronto poder adquirir uno de los Programas que tienes “DOMINA EL SECRETO con PNL”, para comenzar a Eliminar los “Virus Mentales” que no me dejan Avanzar y Prosperar. Saludos y Bendiciones.

  3. Roberto E. Read Martínez-Responder
    16 junio, 2017 at 11:10 am

    Me encanto la anecdota. Es muy cierto que hay que invertir en educación y constantemente en uno mismo.

Deja un comentario