NeuroPlaneta

Balance y Equilibrio

Este día en NeuroPlaneta platicamos sobre Balance y Equilibrio.

 

 

El universo siempre está buscando la manera de equilibrarse, de buscar el balance perfecto.

Nosotros tenemos algo que no tienen los animales y las plantas, que es el pensamiento y la consciencia. Somos conscientes de que estamos vivos y que estamos aquí. Esta consciencia nos permite elegir en todo momento; pensamientos y acciones que voy a hacer en mi vida. El origen es siempre el pensamiento; para tu mente es lo mismo “hacer” que “pensar.” Es decir, algo que está pasando en la realidad, a mí me afecta igual que algo que solamente imagino o incluso que sueñe.

La mente no distingue que es realidad y que esta imaginando o soñando.

Armamos muchas historia en nuestra mente y cuando estamos pensando todo eso, estamos lanzando frecuencias a la realidad y esto va a afectar en el balance de mi vida -el universo va a estar buscando el equilibrio. Por ejemplo, le prestaste dinero a una persona o te asociaste con una persona para realizar un proyecto y no funcionó el proyecto, y esta persona no te paga; no te regresa el dinero, algo que habian quedado en el trato original. Entonces, te sientes traicionado y víctima de la situación. En este momento, estas enfocado en que esa persona te pague lo que te debe.

¿Qué sucede? -Si ya sabemos que el universo naturalmente va a equilibrar la ecuación- entonces tú sabes que ese dinero te va a llegar porque te pertenece, porque al darlo y no recibir nada a cambio estás desbalanceando la ecuación. Ese dinero te puede llegar por otro negocio que hagas o a lo mejor te dan un buen trabajo. Pero como estás enfocado que el dinero te llegue por donde se fue cuando hay miles de posibilidades en que ese dinero te puede retribuir. Entonces en ese momento te estás resistiendo a que se equilibre tu ecuación.

¿En qué radica en que estes aferrado? En que no sueltes a la persona emocionalmente. En tu mente estás provocando que el equilibrio no se dé. Te estás cerrando a las muchas posibilidades para que te llegue el dinero. Más te enojas, más te da ira y menos te llega el dinero y la otra persona no tiene como pagar.

Por eso la gente que hace mal, siempre acaba mal y la gente que hace bien, siempre bien acaba.

Cada vez que hagamos algo en nuestra vida hay que tener muy claro esto; que el universo siempre va a balancear la ecuación. Mientras más bien haga, entre más ayude, entre más generosidad exprese ¿que va a hacer el universo? va a balancear la ecuación; llegaran bendiciones, generosidad, ayuda, servicio. Porque eso es lo que estoy dando. Por el contrario, si yo me dedico a insultar, a estar con ira, con odio, con desesperanza; por balanceo de la ecuación el universo te va a dar más de eso mismo.

El universo te va a entregar lo que tú eres a nivel de pensamiento.

¿Cómo puedo poner en práctica esto todos los días? En primer lugar, teniendo fe. Cada vez que haga algo voy a ir por la vida sabiendo que todo lo que yo doy se me va a retribuir en la misma medida -aunque no igual- para que la ecuación siempre esté balanceada. La idea es que poco a poco vayas teniendo esa consciencia. Cuando empiezas a practicar estas enseñanzas va a llegar un momento en que lo harás en automático y ya no llegaran pensamientos negativos.

Lo que tienes que hacer si te fueron infiel, si te hicieron un fraude, si te robaron; perdona y dejalo ir.

 

Espero que esta información que acabo de compartir contigo te sea de mucha utilidad.

Me encantaría saber tu opinión. Puedes dejarla en la caja de comentarios.

Te mando un fuerte abrazo y estoy para servirte.

Tu amigo y coach,
Carmelo Sánchez

Fe vs Temor

Este día en NeuroPlaneta platicamos sobre Fe vs Temor.

 

 

Hay 2 grandes fuerzas que mueven el universo son -por un lado- el MIEDO y -por otro lado- la FE.

Hay que tener bien en claro que son estos dos conceptos, porque mucha gente los usa muy a la ligera, sobre todo el tema de la fe que está muy usado -sobre todo hoy en día- a lo que tiene que ver con cuestiones religiosas  u ocurrencias espirituales. Hay un libro llamado “Metafísica 4 en 1” de la autora llamada Connie Méndez y hay dos conceptos que saqué de ahí que me encantaron que fue precisamente el concepto del miedo y el concepto de la fe.

La fe -como lo define ese libro- es la fuerte convicción de que eso que yo quiero o que “eso” positivo que quiero que pase en mi vida se dé. Tengo la fuerte convicción de que se va a dar. Una de las condiciones es que esté lejana la posibilidad. Por otro lado, el miedo es exactamente lo mismo -esto lo dice otro libro llamado “El Kibalión”. El temor y la fe son lados opuestos de la misma cosa.

¿Qué quiere decir esto?

Mientras que la fe es la fuerte convicción de que eso que yo quiero en mi vida se va a lograr, el temor también es la fuerte convicción de que eso que yo quiero no se va a lograr. Por ejemplo, estoy esperando que un acuerdo comercial se dé, entonces yo me empiezó a preocupar ¿Y qué es la preocupación? Miedo. En mi mente me estoy creando imágenes de que todo lo malo va a pasar. Estoy lanzando frecuencias y pensamientos que no me convienen; que el trato que yo quiero no se va a dar, que la casa que yo quiero no la voy a poder comprar, que el carro que yo quiero no va a funcionar.

Todo eso es una posibilidad pero también está la otra posibilidad de que si se dé lo que tú quieres, de que sea como tú quieres, de que obtengas ese ascenso en el trabajo, que cierres ese trato o ese negocio. Todas las posibilidades están ahí ¿Qué es lo único que lo diferencía? En donde me estoy enfocando; si estoy teniendo fe, o sea, una fuerte convicción a que eso se va a lograr, o por otro lado tengo miedo, a que eso que yo quiero no se va a lograr.

Ahí es donde radica nuestro poder; que frente a mí están todas las posibilidades.

A partir de ahí yo puedo elegir ahorita en el presente -aunque sea muy remota la posibilidad de que se cumpla. Ojo, que es tan remota como que se cumpla otra posibilidad. Ninguna posibilidad tiene más posibilidades que otra; todas tienen exactamente el mismo potencial. Está en mi poder elegir -a través de tener fe o tener miedo- que eso que yo quiera se cumpla. Puedes tener fe en lo que quieras, mientras tengas ese sentimiento/emoción de saber que estás haciendo lo que tienes que hacer y que te vas acercando cada ves más a tus metas y que se van a volver una realidad.

Dentro de las emociones que llamamos positivas: alegria, felicidad, amor, entusiasmo, fe. Basicamente, nos sentimos mas o menos igual en esas etapas solo que varia en grado. Y por otro lado, el miedo, la preocupacion, la tristeza, el enojo tienen el mas o menos el mismo grado de frecuencia. Hay herramientas que nos facilitan estar en frecuencia positiva.

Por ejemplo, yo quiero sentirme pleno, feliz y tener fe en que voy a lograr mi meta financiera pero ahorita no la tengo. Veo mi cuenta bancaria y está en números rojos. Sería difícil mantenerme con fe para ir por mi meta. Pero cuando veo a mi hijo de 1 añito en su cuna, lo veo reirse y como hace sus pequeños logros como caminar; todo eso me pone muy feliz  y en una frecuencia positiva muy cercana a la de la fe. Entonces puedo aprovechar esos sentimientos que tengo con mi hijo y en ese momento visualizar mi meta.

Cuando estas sintiendo esa emocion puedes utilizar esta herramienta y decir “Así me quiero sentir cuando logre mi objetivo cuando salgamos de esta situación en la que estamos en este momento financiero.” Tal vez para mi ver un partido de futbol me hace sentir contento; también puedo utilizarlo. Cuando sientas esa emoción positiva visualiza tu meta financiera. Estamos creando un ancla positiva que se acerca mucho a la emoción de la fe y la desanclamos del miedo. De tal suerte, cuando piense en mi meta voy a jalar esos recursos de felicidad.

Haz una actividad que te haga sentir de la forma en que te quieres sentir cuando logres tu META mientras la visualizas como ya realizada.

 

 

 

Espero que esta información que acabo de compartir contigo te sea de mucha utilidad.

Me encantaría saber tu opinión. Puedes dejarla en la caja de comentarios.

Te mando un fuerte abrazo y estoy para servirte.

Tu amigo y coach,
Carmelo Sánchez

 

Obsesión

Este día en NeuroPlaneta platicamos sobre La Obsesión.

 

 

Obsesión está definido como “El estado de la persona que tiene en la mente una idea, una palabra o una imagen fija o permanente y se encuentra dominado por ella.”

¿Qué relación tiene esto con las personas exitosas que logran sus metas o que logran sus sueños?

Pues que ellos también sufren de esta enfermedad sólo que ellos están enfocados u obsesionados con su meta, con su sueño, con lo que quieren lograr. Por eso me pareció interesante hacer la comparación porque desde mi punto de vista, todas las palabras -así como cualquier otra cosa en este mundo- tiene los dos lados; el ying y el yang, lo bueno y lo malo.

Una persona para que realmente logre sus objetivos y metas, tiene que obsesionarse con ellas.

En su mente -tal y como dice la definición-, no hay otra idea, no hay otra imagen, no hay otro sonido más que ese. Está en su mente todo el tiempo. Así estaba Steve Jobs, Bill Gates y Mark Zuckenberg; todo el tiempo estaban pensando en su objetivo. El problema de la persona que no logra sus objetivos es que está brincando de una idea a otra, de una imagen a otra, de una visualización a otra todo el tiempo por eso no puede enfocar su energía, sus acciones, su tiempo en eso que quiere lograr.

Por eso es muy importante que tú primeramente hagas un trabajo interno para que sepas que es lo que exactamente quieres. Y una vez que sabes exactamente que quieres, te vas con ese pensamiento o esa imagen en tu cabeza, que sólo exista eso todo el tiempo, de tal suerte que cuando en tu camino aparezcan dificultades u oportunidades. Por ejemplo, imaginate que tienes en tu mente tener 10 carros de Uber y que te esten dando un dinero. Vamos a suponer que esa es tu meta y ya estás obsesionado. Pero de pronto empiezan a llegar otras “oportunidades” como el ultimo negocio de mercadeo en red que esté de moda.

Cuando no estás obsesionado con tu meta ¿qué crees que vas hacer? te vas a distraer y te vas a desviar. Aparentemente es algo positivo pero no es cierto. Cualquiera puede ganar dinero, lo importante es el enfoque y la obsesión. Una persona que está obsesionada con su meta, va directo a su meta y no se distrae así le lleguen mil oportunidades diferentes, no se va a distraer, va a llegar a su objetivo y lo va a lograr. Esa es la diferencia.

En el caso de las relaciones de pareja, de bajar de peso es exactamente lo mismo; si la persona no está obsesionada se va a distraer y no va a llegar a donde quiere llegar.

Esa es la diferencia entre una persona que logra lo que quiere y la que no lo logra. Qué tanto lo deseas en tu mente y que tanto lo traes ahí todo el tiempo. Otra cosa también es que si pudieramos definir la vida de una persona o sus resultados, podriamos definir que es el resultado natural de las decisiones que ha tomado en su vida. Es decir, si tu ves a una persona un poco pasada de peso -o lo contrario- tú puedes saber que esa persona ha tomado ciertas decisiones en su vida para llegar estar así.

Si es una persona que siempre anda batallando por cuestiones de dinero o no le alcanza para llegar al mes, ya te imaginas que tipo de decisiones ha estado tomando en su vida con respecto a esa parte de su vida. En realidad si nos ponemos a pensar todo lo que una persona tiene en su vida; es el resultado de sus decisiones. Entonces, cuando estás obsesionado con una meta o con un objetivo es fácil tomar decisiones, de lo contrario es muy difícil.

Mucha gente está buscando los remedios mágicos o el atajo para llegar más rápido a la meta. Y no es así, hay que seguir un proceso. Estamos tan acostumbrados a la pildora mágica, que se venden un montón de productos en la televisión, en las revistas, en internet. Tenemos que pasa por un proceso de transformación, de crear nuevos hábitos y esto no sucede de la noche a la mañana. Normalmente la solución a un problema que tengas o a una meta que quieras lograr, en realidad, son varios factores los que intervienen.

Por ejemplo, en el caso de bajar de peso o de tener una apariencia que para ti sea estética, intervienen varios factores; hacer ejercicio, alimentarse correctamente y que a ti te guste, cambiar la mentalidad, desarrollar nuevos hábitos. Igual sucede en tu relación de pareja; hay que hacer un compendio de diferentes actividades que te llevaran a sanar tu relación. Tienes que hacer un trabajo complementario.

También sucede así en el área financiera; tienes que aprender a manejar tu dinero, tienes que cambiar tu mentalidad, tienes que empezar a crear negocios o ha crear activos, o ha empezar a explotar tus habilidades. Pero todo esto es una serie de cosas  que se juntan para lograr un objetivo.

Si tienes un objetivo y estás obsesionado con el ¡excelente!

Ahora nada más no busques atajos y sobre todo encuentra personas que ya lo lograron y como lo lograron. De eso se trata la Programación Neurolingüística, en el modelado. Básicamente, yo modelo a una persona  que ya logró lo que yo quiero lograr, ojo, no es garantía que te funcione a ti debido a que influyen varios factores -a lo mejor es de otro país, su físico es diferente, es de otra época- pero tienes muchas probabilidades de éxito si sigues a una persona que ya logró lo que tú quieres lograr a uno que todavía no lo logra.

El primer paso es que tengas bien claro que meta quieres lograr. Luego vienen los “comos.” Porque si no tienes “el qué” no vas a poder encontrar los “comos.” Por ejemplo, si quieres aumentar tu prosperidad financiera; todo lo que tú oigas -que te vas a hacer rico de la noche a la mañana, que apretando un botón va a empezar a ganar dinero- no pierdas el tiempo, ni dinero en ellas. No hay tal cosa como una cosa mágica. No las tomes.

Busca los “Cómos” que te provean de una solución ecológica e integral.

¿Qué quiere decir “ecológica”? Dentro del Coaching Ecológico significa que si yo voy por mi meta financiera, en el camino no pierda a mi familia, mi salud, que realmente me vaya a apoyar en las otras áreas. Si tienes bien claro “el qué” y voy avanzando pero veo que “el como” no me está ayudando, cambio “el como”, es decir, cambio el plan pero no cambio la meta. Siempre y cuando esté obsesionado y lo tenga en mi mente todo el tiempo.

 

Espero que esta información que acabo de compartir contigo te sea de mucha utilidad.

Me encantaría saber tu opinión. Puedes dejarla en la caja de comentarios.

Te mando un fuerte abrazo y estoy para servirte.

Tu amigo y coach,
Carmelo Sánchez

Las Enseñanzas del Terremoto de México

Este día en NeuroPlaneta platicamos sobre Las Enseñanzas del Terremoto de México.

 

 

No es tan importante lo que pasa, sino como yo tomo eso que pasa.

Nosotros NO tenemos poder para modificar la circunstancia o el evento que ya pasó, sobre lo que si tenemos poder es en como reaccionamos, como percibimos eso que está sucediendo y qué hago con eso que me está sucediendo. Desde ese orden de ideas podemos hablar de muchas enseñanzas, muchos aprendizajes y que algunos lamentablemente por las consecuencias y por cómo están sucediendo las cosas, vemos que no hemos aprendido mucho del último desastre.

Hay muchas enseñanzas, pero la más importante que nos deja este terremoto —y ojalá la compartas conmigo— es que solamente tenemos una vida y la vida no la tenemos comprada ni asegurada. Yo creo que esto nos invita a reflexionar que estamos haciendo con nuestra vida, si realmente todos los días de mi vida yo me levanto de la cama con alegría, con pasión por lo que estoy haciendo, si estoy estoy cumpliendo con mi propósito, si me siento útil, si me siento pleno. Yo creo que este es el aprendizaje más importante.

¿Qué estás haciendo con tu vida?

Se nos olvida que nos vamos a morir, no vemos la muerte hasta que un familiar o alguien cercano muere. Va a llegar un momento en que también nos vamos a ir y como pasó en este desastre natural, puede ser inesperado. Lo que hay que hacer con la enseñanza es practicarla. El conocimiento es poder, él que tú sepas algo es poder, pero ese poder no sirve de nada porque sólo es poder potencial solamente. Si tienes la información pero no tomas acción estás peor que antes.

Debes de preguntarte todos los días —no nada más cuando pasen sucesos como estos— si lo que estás haciendo hoy te satisface, te llena, te hace feliz porque tu vida no la tienes asegurada, no sabes cuando va a llegar el momento. Entonces hay que empezar a tomar acción ya. Y si es que un día, te levantas por la mañana y sientes que no estás satisfecho, piensa en que hacer para cambiar eso; busca la información, el curso, los medios para aprender.

Vive al máximo el ahora, y no esperes a que pase algo para sacar lo mejor de ti, sacalo ahora.

 

 

 

 

Espero que esta información que acabo de compartir contigo te sea de mucha utilidad.

Me encantaría saber tu opinión. Puedes dejarla en la caja de comentarios.

Te mando un fuerte abrazo y estoy para servirte.

Tu amigo y coach,
Carmelo Sánchez

Las 5 mentiras que te alejan de la prosperidad.

Este día en NeuroPlaneta platicamos sobre Las 5 mentiras que te alejan de la prosperidad.

 

 

La primera de estas grandes mentiras o mitos —creo que es la más común— que te alejan de la prosperidad y la riqueza es “que tienes que haber nacido dentro de una familia rica o próspera.” Y no es así, lo primero que puedes hacer es empezar a cambiar tus creencias, empezar a pensar algo diferente. Si nos ponemos a pensar como está distribuida la riqueza, todo mundo sabe que realmente son muy pocos los que tienen la riqueza y es una gran mayoría los que no nacemos en una familia o en un país rico o próspero.

Aunque todo es muy subjetivo porque sabemos que México —por ejemplo— es muy próspero, lamentablemente no se ve reflejado en la calidad de vida de las personas. Lo más fácil sería culpar al gobierno, a los políticos, a la gente rica. Hay muchas personas que están enojadas con la gente rica y es necesario que trabajen esa creencia porque mientras sigan creyendo eso, eso se va hacer realidad para ellos y por lo tanto ahí van a seguir.

Hay una máxima que dice que en realidad todo en este mundo es próspero y hay abundancia en todos lados, naturalmente es así. La cosa de la escasez  es un invento del ser humano porque en el mundo hay los recursos más que suficientes para que todo el mundo viva con una calidad de vida extraordinaria; nadie tendría que pasa hambre, todos tendrían acceso a una buena educación. Realmente tenemos con qué, aquí está todo.

La cosa es las creencias, la forma en que yo pienso acerca del mundo.

En el libro “El hombre más rico de Babilonia” habla acerca de como el rey dijo que ese país es muy próspero —Babilonia era muy próspera en ese tiempo— y que repartieran la riqueza por igual a todos y así lo hicieron. La sorpresa que se llevó el rey fue que al año sale a pasear por las calles de Babilonia y se encuentra con que otra vez hay gente pidiendo dinero en las calles o gente que por su apariencia no se veía muy próspera. El rey preguntó si habían distribuido la riqueza como él había ordenado, le respondieron que si y que el problema es que después de dos años los que estaban pobres, otra vez lo están y los que eran ricos, ahora lo eran más. ¿Qué pasó? Mentalidad.

La gente que era rica tenía su mentalidad de rico. La gente que era pobre tenía su mentalidad de pobre.

Aunque les dieron dinero, el dinero no te hace rico, el dinero es una consecuencia de tu mentalidad. Es una consecuencia de que tan próspero eres tú por dentro. Entonces, este primer mito de nacer en una familia rica no aplicaría porque aproximadamente el 95% de la riqueza está concentrado en el 3% de la población mundial. Pero según las estadísticas, en este momento, aproximadamente entre un 85% y un 90% de las personas más ricas de ese 3% que les hablo no nacieron en una familia rica. Entonces eso rompe la estadística. Obviamente eso ayuda pero no es obligatorio.

Otro mito es “Estoy muy grande para empezar”

Otro mito muy común es que “tienes que ser un genio” como Bill Gates para la informática. Aquí tenemos que debatir que es un genio. La verdad es que todos somos genios en algún aspecto, todos sin excepción. Para algo tenemos talento o facilidad. La cosa es cuando yo juzgo a otra persona porque no tiene el mismo talento que yo o lo juzgo con otra persona con un talento diferente. Todos somos diferentes. Si yo tengo un talento y la otra persona no lo tiene, no significa que esa persona no sea talentosa o no tenga inteligencia. Todos somos inteligentes y podemos desarrollar nuestra genialidad de diferentes maneras. De esa forma podemos romper con ese mito.

El talento está muy sobre valorado porque en realidad tú puedes desarrollar cualquier habilidad, con practica, persistencia y disciplina.

Para la riqueza tenemos que aprender la habilidad de poder administrar correctamente nuestro dinero. Hay gente que se le da mucho más fácil que a otra. Eso no significa que a las que no se les de tan fácil, no lo puedan aprender. Todos podemos aprender cosas nuevas y habilidades nuevas. Otra habilidad que es importante para la riqueza es vender; como aprendernos a vender correctamente y a vender nuestros productos o nuestro talento que queremos darle al mundo de manera inteligente. Hay de todo tiempo de estilos de venta; tanto para gente introvertida como para gente extrovertida.

La genialidad también está muy relacionada con el IQ o Coeficiente Intelectual. Dicen que tienes que ser un genio con un gran Coeficiente Intelectual, cuando más del 90% de las personas ricas en el mundo tienen un IQ promedio, no tienen nada extraordinario.

Todo talento se puede rentabilizar.

Mientras encuentres una solución a un problema, puedes tener un producto ganador o un servicio. La cosa es que primero te desbloquees porque las ideas están por todos lados.

Otro mito muy común es “debes terminar una carrera universitaria para poder tener riqueza.” Hay muchos ejemplos como Bill Gates, Steve Jobs y Mark Zuckenberg pero yéndonos más al pasado está el Señor Tomas Alba Edison; ni siquiera terminó la primaria y tenía un montón de patentes, murió millonario y hasta la fecha seguimos usando muchos de sus inventos. El punto es que no tiene nada que ver el terminar o no terminar una carrera universitaria. En todas las profesiones hay riqueza y hay pobreza, no depende que estudiaste, no depende si acabaste la universidad. Lo que importa es que cambies tu mentalidad y que quieras hacer que las cosas sucedan.

Otro mito es “debes trabajar muy duro para tener riqueza.” Es cierto a medias, es decir, que tienes que trabajar pero no duro sino inteligentemente. Debemos empezar a trabajar y empezar a construir de poco a poco e inteligentemente, porque solo trabajar no va a funcionar.

El último mito es “la gente que es próspera es porque tiene suerte.” Hay un concepto de suerte que me gusta mucho que dice que la suerte es cuando la preparación se topa con la oportunidad. Por ejemplo, tal vez te han llegado un montón de oportunidades para mejorar tus ingresos, o de dejar tu trabajo y crear tu propio negocio pero como no estás preparado seguramente no la has visto.

¿A qué me refiero con preparado? A leer, a escuchar programas como éste, a escuchar audiolibros, también podemos ir a conferencias, etc. Entonces yo me empiezo a preparar, a desarrollar mis habilidades de tal suerte que no sólo la puedo ver sino que la puedo tomar. Ahí es cuando se da la suerte.

 

 

 

Espero que esta información que acabo de compartir contigo te sea de mucha utilidad.

Me encantaría saber tu opinión. Puedes dejarla en la caja de comentarios.

Te mando un fuerte abrazo y estoy para servirte.

Tu amigo y coach,
Carmelo Sánchez

El Poder de la Autosugestión

Este día en NeuroPlaneta platicamos sobre El Poder de la Autosugestión.

 

 

La información normalmente viene de afuera, después de que la oigo una y otra vez y me impresiona de alguna forma -sobre todo emocionalmente- después se vuelve una creencia. A veces la gente no le da mucha importancia a una creencia, pero una creencia es “verdad” para la persona, no importa que las otras personas en el mundo no lo vean. Por ejemplo, hay gente que cree que es tonta y como lo cree, actúa como tonta y sus sentimientos de tonta. Por el contrario, hay gente que cree que es muy inteligente, por lo tanto, actúa como muy inteligente y tiene resultados.

La idea es que es muy importante La Sugestión. Normalmente nos dejamos influir o sugestionar por los factores externos.

La cosa es que tengamos el poder de autosugestionarnos nosotros mismos, por que lo tenemos. Tenemos un cerebro, una mente muy sofisticada, extraordinaria, capaz de hacer miles de cosas. El Dr. Émile Coué dice que nosotros podemos autosugestionarnos repitiendo frases y al mismo tiempo visualizando imágenes y sonidos en nuestra mente. Él tiene una frase muy famosa -es conocido como el Método Coué- que dice “Cada día en todas las formas posibles, yo estoy mejor y mejor.”

Esta frase se hizo muy famosa y se han escrito libros sobre ella, se han hecho cursos, capacitaciones. Pero lo importante -es que según las investigaciones de la época- las personas que llevaron a cabo esta especie de terapia, empezaron a tener resultados sorprendentes en el tema de la salud. También tenemos que ver que en aquellos tiempos la medicina no estaba tan sofisticada como hoy en día, entonces algunos retractores dicen que si diagnosticaban mal a las personas entonces al final no tenían la enfermedad y la sanación no era real.

Hay opiniones encontradas sobre este tema, sin embargo, puedes encontrar información pero nada va a suplantar a que tú lo pruebes.

Ahora, si quieres pruebas verídicas, me encontré -buscando por internet- a un Doctor Español que se llama Angel Escudero Juan. Este Doctor es Médico Cirujano y tiene 40 años practicando cirugías, partos sin dolor sin anestesia química y sin antibióticos. Lo más impresionante de esto es que él tiene un récord de cero infecciones post-operatorias sin antibiótico. La recuperación es más rápida, la cicatrización es mejor.  Si buscas en Youtube, vas a encontrar vídeos de pacientes reales en cirugías reales.

El Dr. Angel Escudero creo una terapia o una técnica mental que se llama “Noesiterapía”. En el caso de una mujer que dio a luz sin dolor, tuvo un sólo día de capacitación. Y así como éste, el Dr. Angel ha tenido miles y miles de testimonios y pacientes que han tenido esta experiencia de tener estas cirugías y recuperación muy rápida de enfermedades, simplemente enseñándoles como controlar  su mente a través de la autosugestión.

Lo que tú dices es ley para ti.

Entonces, mucha gente cree que piensa pero no piensa. Tu diálogo interno influye en ti y va a influir en tus acciones y por lo tanto va a influir en tus resultados. Es importante que empieces a pensar. Pensar es estarte cuestionando lo que tú mismo te estás diciendo a cada rato. No necesitas talento natural para tener éxito en la vida, lo que necesitas es hablarte correctamente y que quieres hacer con tu vida, a dónde quieres llegar, que sueños quieres lograr alcanzar en tu vida.

Desde ahora empieza a tomar el control, en lugar de ir en piloto automático y no pensar, empezar a pensar. En lugar de estar pensando en esta tontería que no me va a servir para nada, la cambio por algo que si me sirve, por algo que me va acercar más a mi sueño, más a mi meta, más a dónde quiero llegar y que me aleje más de dónde no quiero estar.

Como ya sabes que el exterior te está influyendo, deja de consumir información basura.

En primer lugar empieza a ser más selectivo con la información que vas metiendo a tu mente porque ya sabes que te va a influir lo quieras o no, porque así es tu naturaleza. En segundo lugar, empieza a hablarte de forma positiva, empezar a crear nuevos hábitos de pensamiento. Por ejemplo, esa frase “Cada día en todas las formas posibles, yo estoy mejor y mejor.”

 

 

Espero que esta información que acabo de compartir contigo te sea de mucha utilidad.

Me encantaría saber tu opinión. Puedes dejarla en la caja de comentarios.

Te mando un fuerte abrazo y estoy para servirte.

Tu amigo y coach,
Carmelo Sánchez

Las 4 etapas de la prosperidad financiera.

Este día en NeuroPlaneta platicamos sobre Las 4 etapas de la prosperidad financiera.

 

 

La Prosperidad Financiera para cada quien es diferente.

Estamos de acuerdo en que tiene que ver con libertad, tranquilidad, cero estrés por el dinero, saber que estoy en control de mis finanzas, saber que me puedo enfrentar a cualquier adversidad que me aparezca. La Prosperidad Financiera tiene etapas, no se llega de la noche a la mañana, no es algo mágico. Vamos a hablar de esas 4 etapas por las que tienes que pasar para llegar a donde quieres llegar.

La Primera Etapa de la Prosperidad Financiera se llama “La Inconsciencia Financiera.”

En esta etapa no se puede hacer nada al respecto; estamos en nuestra zona de confort. Puede haber estabilidad financiera y por eso no se le pone importancia sobre como llegar a la prosperidad financiera. Pero también se puede dar que estás hecho un desastre; no llegas a final de mes, no tienes nada de ahorros y estas dependiendo de préstamos cuando llega alguna emergencia. Siempre estás al límite. Todo es inconsciente y no sabes que puedes salir de eso, no sabes que tú lo estás provocando. Otro Factor de la Inconsciencia Financiera es que siempre le echas la culpa a factores externos.

La Segunda Etapa se llama “El Desastre Financiero Consciente”

Aquí ya te das cuenta de que estás mal financieramente. No necesariamente tenemos que estar en un desastre financiero para darnos cuenta. Normalmente cuando hay desastre financiero entra algo que es indeseable: Culpa. Hay que movernos y tomar responsabilidad sabiendo que yo estoy provocando eso, por lo tanto, puedo salir adelante y en esta etapa ya podemos hacer algo al respecto; ya sé yo que me puedo educar financieramente, ya sé que puedo reprogramar mi mente, empezar a cambiar mis paradigmas acerca del mundo, acerca del dinero, acerca de como llevo mi estilo de vida.

En este momento yo sé que tengo deudas pero sé que hay estrategias; aprender la estrategia, implementar la estrategia, tomar acción y salir de mis deudas lo más rápido posible.

La Tercera Etapa es “La Estabilidad Financiera Consciente”

Ya quedamos que  en las otras etapas también puede haber estabilidad nada más que no es consciente. Aquí yo lo provoqué, ya lo hice de forma responsable, tomé responsabilidad de mi vida, me empecé a educar, empecé a cambiar mi forma de pensar acerca del dinero, de la prosperidad y en esta etapa ya empieza a haber estabilidad en mi vida; ya empiezo a pagar mis deudas, a tener mi plan, a tener ahorro, ya empiezo a como crear nuevas fuentes de ingreso, ya estoy en este camino.

Es importante darnos cuenta que en este camino ya empieza mi transformación, ya empieza mi camino a lograr mis objetivos financieros. Sin embargo, desde afuera -mi vecino, mi familia, mis compañeros de trabajo- no lo van a ver, ni siquiera se va a notar. No va haber ningún cambio aparente desde afuera, sólo por dentro. Es decir, no hay una casa nueva, no hay mejoras en la casa, a lo mejor no cambio de carro, no viajo tanto, mi ropa sigue siendo la misma. Pero a nivel interno si que hay muchos cambios; empiezo a tener control sobre mi dinero, empiezo a tener más ingresos, más ahorros. Sólo que esto no lo puede ver la gente.

Esta etapa es muy bonita pero al mismo tiempo es muy peligrosa ¿por qué? porque todavía me cuesta hacer esos nuevos hábitos. Aquí es peligroso porque es muy fácil regresar al paso anterior debido a que todavía no lo he integrado en mí, todavía tengo que pensarlo y esforzarme para llevarlo a cabo. En esta etapa es importante estar muy alerta. Es muy importante la disciplina, hacer un verdadero compromiso contigo mismo y seguir adelante. Todavía no te puedes dar gustos, aun no puedes viajar, todavía no puedes ir a comer a  esos lugares que te gustan. Te vas a restringir mucho.

La Cuarta Etapa se llama “La Prosperidad Financiera Inconsciente”

Aquí ya se formó el hábito, ya está de forma automática, ya no tengo que esforzarme para hacer nuevos hábitos, para ahorrar mi dinero, para invertir, para estar viendo donde puedo invertir. Ahora me llegan muchas oportunidades; mucha gente quiere ayudarme a hacer crecer mis activos. En esta etapa, ya hago las cosas con cero esfuerzo porque ya es parte de mi inconsciente y aquí ya se empiezan a ver los resultados. Como ya tienes tanta holgura económica ya puedes salir de vacaciones, darte tus gustos, ya puedes salir a comer cada que quieras siempre y cuando esté dentro de tu presupuesto, además que vas a tener para tu ahorro y para hacer crecer tus activos.

 

 

Espero que esta información que acabo de compartir contigo te sea de mucha utilidad.

Me encantaría saber tu opinión. Puedes dejarla en la caja de comentarios.

Te mando un fuerte abrazo y estoy para servirte.

Tu amigo y coach,
Carmelo Sánchez